Federación Nacional de Atletismo de Guatemala

En nombre del Comité Ejecutivo de la Federación Nacional de Atletismo, nos permitimos presentarles nuestra Memoria de Labores correspondiente al Año 2018. Dentro de la misma se detalla el cumplimiento de todas las acciones emprendidas durante este año.

Más que una meta nos ha representado la responsabilidad de desarrollar una perspectiva renovadora para perfeccionar el trabajo en todos los niveles y especialidades, con una visión y una misión compartida con las Asociaciones Departamentales de Atletismo, las cuales propician el recurso potencial humano “los atletas”, nuestra razón de ser, por lo que son el eje sobre el cual se enfocaron los recursos y se produjeron los programas que permitirán alcanzar resultados superiores a mediano y largo plazo.

Así mismo, se realizo un programa completo de supervisión mediante los directores técnicos regionales, con el fin de elevar los controles metodológicos que cada entrenador debe cumplir.

Por lo que queremos dejar constancia de nuestro agradecimiento a los Atletas por el trabajo que realizaron en su preparación y logros, trabajo que desempeñan con mucho ahínco y disciplina, así como por la madurez y paciencia que demostraron ante las características y retos especiales que se enfrentaron durante el año.

Nuestro reconocimiento a los Entrenadores quienes son fundamentales para la formación integral de niños y jóvenes talentos que proyectan un promisorio futuro; a los Dirigentes Departamentales que por su liderazgo y autogestión hacen multiplicar los recursos para atender innumerables poblaciones; a los Padres de Familia que gracias a su fe en el deporte permiten que sus hijos con sacrificio puedan alcanzar sus sueños y mejorar su calidad de vida; a los Medios de Comunicación que con sus divulgaciones estimulan nuestros  valores, hacen que Guatemala viva de manera propia la lucha y logros de nuestros atletas.

A la Confederación Deportiva Autónoma de Guatemala, al Comité Olímpico Guatemalteco, a la Dirección General de Educación Física, al Consejo Nacional del Deporte, Educación Física y Recreación, a la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo ( IAAF ), a la Asociación de Atletismo de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe (Nacac), a la Confederación Atlética del Istmo Centroamericano (CADICA) y a todas las empresas privadas, nuestro reconocimiento y agradecimiento por confiar en nuestro deporte y ser parte de esta familia, su incondicional soporte ha permitido alcanzar las metas de esta etapa, conscientes que tenemos un arduo compromiso y mucho campo por trabajar.